Más que hombres vestidos de mujer

¿Qué ha pasado con los hombres mientras las mujeres conquistamos roles y derechos que antes nos eran negados? Esta es justo la pregunta que se hizo el fotógrafo Jon Uriarte.

Despues de hablar con varios de sus amigos acerca de cómo han cambiado las relaciones de pareja entre hombres y mujeres decidió que era hora de mostrarlo en un proyecto fotográfico.

Con "Men Under the Influence" (Hombres bajo la influencia) Uriarte se dispuso a mostrar el cambio en las relaciones de pareja y a representar lo que, y más en estas fotos, es cada vez más evidente: la pérdida de referencias por parte de los hombres cuando se relacionan con mujeres, un extravío de identidad.

Uriarte decidió vestir a los hombres con la ropa de sus novias o esposas y fotografiarlos en el espacio común de la pareja, dando como resultado estas imágenes que, de inicio me arrancaron una sonrisa, pero conociendo su contexto, dejó de sentirse cómodo.

Jose & Ainara
1 / 9
Yahoo Latinoamérica Originales | Foto por Cortesía de Jon Uriarte
vie, 5 jul 2013 08:00 CDT

Debo admitir que la mayoría de estos chicos se ven un poco perdidos, y ese es justo el mensaje que Uriarte quiso transmitir: la confusión que este cambio cultural ha causado en los hombres.

Durante las sesiones, dice Uriarte, hubo algunas risas y diversión, pero no todo el tiempo. "La ropa no les fue cómoda a todos -solo mira los zapatos en todas las fotos-, y no quería crear un ambiente ridículo para las sesiones. Hay algo serio y particular en sus expresiones de incomodidad."

La mayoría de los hombres son amigos o conocidos de Uriarte porque, "siempre es más fácil pedirle a los amigos que hagan cosas extrañas para mis fotografías que a un extraño".

"La única regla era no disfrazarse, porque cuando hice las primeras pruebas, la mayoría elegía las faldas más chistosas o los sombreros más locos, y todo parecía un chiste. Fue entonces que la regla sería que se pusieran prendas que sus novias o esposas solían usar juntas. Fue divertido e interesante ver cómo elegían qué se iban a poner" cuenta Uriarte.

Algunos de los protagonistas realmente se asustaron al verse así, y fueron tales las burlas que se generaron que Uriarte tuvo que eliminar una de las fotografías de la colección (era uno de sus mejores amigos).

Como mujer este tipo de imágenes realmente me pone a pensar en qué es lo que está sucediendo, y cómo nuestra lucha por la igualidad de derechos y oportunidades realmente ha venido a desafiar la misma identidad de lo que es ser hombre. Y es que no hay una sola forma de ser hombre (como tampoco hay una sola forma de ser mujer), pero la falta de referentes masculinos para ellos ha comenzado a causar estragos.

No puedo dejar de pensar en un taller que tomé recientemente donde nos cuestionamos este tema, y como mujeres llegamos a reconocer que no es lo mismo ser independientes, empresarias, novias, esposas y madres en este mundo con la intención de "ser como los hombres" a hacerlo desde el ser mujer.

Es decir: hemos conquistado estos puestos dejando de ser mujeres para convertirnos en hombres, quitándoles a ellos su identidad para que entonces ocupen... ¿la nuestra?

¿Será?

Lo que sí es que las imágenes no dejan de ser un tanto incómodas, y es que debo felicitar a Jon Uriarte por haber logrado, en solo 9 imágenes, mostrar un tema del que casi nadie se atreve a hablar.

¿Qué opinas de las imágenes?

@travesbarros

Mira también

Cuando ella gana más

Mujeres demasiado éticas para ser empresarias

Economía de la pareja (según mi abuela)

Cargando...

 

YAHOO MUJER EN FACEBOOK