Publicaciones de blog de Diana Resnicoff

  • ¿Luz prendida o apagada?

    La iluminación juega un importante papel en el armado de la escena sexual.  Ya lo decía una vieja canción: "Y todo a media luz… qué suave terciopelo, a media luz los dos". Las luces suaves, dan un cálido tono que hace las figuras más sugerentes y, en el erotismo del encuentro sexual, nos permite jugar con nuestros cinco sentidos. Sin embargo, no todas las parejas se ponen de acuerdo en el grado de intensidad lumínica deseado para mantener su encuentro, más aún: muchas prefieren que la luz este apagada.

    ThinkstockphotosThinkstockphotos

    A veces pasa que mantener la luz apagada puede dar más confianza a algunas personas. Esto sucede cuando existen inseguridades, a veces relacionadas con problemas de autoestima, o problemas por no sentir comodidad con nuestro cuerpo o sentir pudor ante la desnudez propia o del otro. Puede pasar también en los primeros encuentros sexuales, porque con esa persona no tenemos aún la experiencia necesaria que nos genera confianza. Pero puede suceder también, sin ser necesariamente un

    Leer más »de ¿Luz prendida o apagada?
  • La ley del deseo sexual

    Las últimas encuestas realizadas demuestran que, en el siglo XXI, la incertidumbre laboral, los problemas económicos, el estrés, las tensiones cotidianas, son, los factores que más afectan la sexualidad de la pareja. Las exigencias cotidianas, han hecho que el sexo se plantee como una cuestión de eficacia y rendimiento, similar al trabajo.

    ThinkstockphotosThinkstockphotos

    A las personas no les sobren deseos de iniciar ningún tipo de actividad nueva, mucho menos sexual, que requiera cierta dedicación, y esto hace que disminuyan los estímulos y se empobrezca la relación íntima con uno mismo y con el otro.

    ¿Por qué el desgano emocional repercute tanto en el deseo sexual?. Es que el deseo sexual comienza siempre en nuestro más poderoso órgano sexual: la cabeza. Allí se generan los pensamientos y se procesan las imágenes y sensaciones que encienden o no nuestro deseo sexual.

    Diferentes motivos provocan en mujeres y varones, la disminución de su deseo. En las mujeres:

    • Sentimientos de culpa y vergüenza, "qué va a pensar
    Leer más »de La ley del deseo sexual
  • Sexo y estrés

    Problemas de dinero, presiones laborales, grandes responsabilidades, dificultades familiares, separaciones, cansancio y el modo de vida acelerado, son situaciones que provocan estrés. Vivimos inmersos en una sumatoria de respuestas preparadas para ajustarnos exitosamente a las demandas del entorno.

    ThinkstockphotosThinkstockphotos

    Paradójicamente, mientras que, el sexo es la mejor vacuna contra el estrés, el estrés, sería el peor enemigo del sexo. Y esto vale tanto para varones como para mujeres. Entre los trastornos más frecuentes, se encuentran alteraciones en el deseo sexual, eyaculación precoz, problemas de erección, coito doloroso, falta de lubricación vaginal y anorgasmia en la mujer.

    El estrés, hace que la testosterona (una de las principales hormonas relacionadas con el deseo sexual) descienda, y que el nivel de cortisol en sangre, aumente debilitando las funciones sexuales y reproductivas.

    Las preocupaciones cotidianas, y una tensión prolongada dañan significativamente el deseo sexual, faltan ganas (tanto en

    Leer más »de Sexo y estrés
  • Inhibidores del placer sexual

    La desinformación sexual

    ThinkstockphotosThinkstockphotos

    Es esta una de las causas que impiden practicar una sexualidad plena. En mi consultorio veo muchos varones y mujeres que desconocen casi todo acerca de la sexualidad masculina y femenina; por ejemplo, ignoran la función del clítoris, cuáles son las zonas erógenas de la mujer y del varón,  siguen creyendo en la necesidad del orgasmo mutuo y simultáneo (que es más la excepción que la regla); imaginan el tiempo de excitación de la mujer igual al del hombre, suponen que las variantes sexuales (orales genitales o manuales) son impropias para realizar con la esposa ("eso no lo puedo hacer con la madre de mis hijos"), etc.  Uno de los primeros pilares preventivos y terapéuticos es la información seria, clara y científica.

    Medio ambiente antierótico

    ThinkstockphotosThinkstockphotos

    Un factor a tener en cuenta es que a veces la pareja realiza el amor en condiciones poco confortables y acogedoras: es típica la escena de un matrimonio que deja la puerta abierta o sin llave con el riesgo de que los

    Leer más »de Inhibidores del placer sexual
  • Fantasías sexuales, importante condimento del deseo sexual

    Hacer el amor en un avión o en la playa. Creatividad puesta al servicio de las fantasías sexuales. ¿A quién no se le ocurrió alguna vez -o muy seguido- estar en alguna situación erótica que jamás cumpliría? Poder fantasear es una posibilidad que tenemos para excitarnos, facilitar el orgasmo, satisfacer una curiosidad, transportamos a situaciones deseadas o prohibidas. Muchas personas recurren a la fantasía como una forma de enriquecer su vida erótica.

    ThinkstockphotosThinkstockphotos

    Algunas fantasías ayudan a excitarse, porque quien las produce no persigue otra finalidad que divertirse, imaginándolas. Están también las que sirven para masturbarse: se piensan situaciones, personas y lugares con el fin de lograr una excitación que será liberada a través de la masturbación. Algunas personas no pueden tener actividad sexual si no generan fantasías utilizando material gráfico o audiovisual y otras aderezan el encuentro fantaseando determinadas situaciones, inclusive pensando en otra persona que no es su pareja. Las que

    Leer más »de Fantasías sexuales, importante condimento del deseo sexual
  • Juguetes sexuales

    Los juguetes sexuales, permiten, en muchos casos, renovar relaciones donde la rutina, el tiempo, han desgastado los lazos de comunicación y de expresión sexual. Muchas veces la posibilidad de elegir un juguete erótico vuelve a unir a las parejas, ya que es un acto intrínsecamente íntimo, que permite complementar el goce.

    ThinkstockphotosThinkstockphotos

    Y, aunque en general su uso se ha asociado principalmente al placer masculino, cada vez hay más mujeres que empiezan a utilizarlos en todo el mundo. Solas, acompañadas, con parejas homosexuales o heterosexuales. Incluso, las parejas asisten a los locales juntos, deciden de a dos, la mujer toma un rol activo y hace mayores consultas.

    "Comencé casi sin darme cuenta, por saber cómo era. Ahora tengo toda una colección y me divierto mucho, sola o acompañada", cuenta una mujer de 35 años.

    Las tiendas en que los venden suelen sorprender a quienes las visitan por primera vez: los vibradores, por ejemplo, -que son los más populares- vienen en distintas formas, colores y

    Leer más »de Juguetes sexuales
  • ¿Virgen todavía?

    Muchos varones y mujeres sienten la virginidad como algo vergonzoso y por eso no hablan de ello cuando tienen algún problema sexual. El sexo, para algunos, lejos de ser una experiencia de placer, se ha convertido en una fobia. El principal rasgo de una fobia sexual es el temor persistente e irracional, asociado al deseo compulsivo de evitar sensaciones o experiencias sexuales, con la característica de que el individuo reconoce que ese miedo es irracional o excesivo. Estos pacientes fóbicos pueden llegar a evitar por completo el sexo, limitan su evitación y ansiedad a determinadas facetas de la sexualidad: a los genitales, a los olores y secreciones, a penetrar o ser penetrada, a que sean vistos desnudos, al beso profundo, a la masturbación, al embarazo, al sexo oral.

    ThinkstockphotosThinkstockphotos

    Uno de los casos en los que se visualiza una fobia compartida por la pareja, es en el llamado matrimonio no consumado. Esta disfunción se caracteriza porque la pareja, conviviente o no, luego de un cierto tiempo no ha

    Leer más »de ¿Virgen todavía?
  • Causas de los problemas sexuales femeninos

    Cada tanto surgen controversias sobre lo que las mujeres "deben sentir" o "dejar de sentir". ¿Existe algún punto mágico no descubierto aún que provoque placer? ¿Es lícito que algunas mujeres prefieran recibir caricias a ser penetradas? Acá vale la pena preguntarse: ¿Está la sexualidad masculina sometida a tantas preguntas? No, en absoluto.

    ThinkstockphotosThinkstockphotos

    No se cuestiona la calidad del orgasmo de un hombre, a pesar de que nosotras sabemos que algunos prefieren bocas a vaginas o manos, o bien algún otro agujero de nuestro cuerpo. ¿Por qué entonces insistir en calificar, cuantificar, disecar, criticar y hasta proscribir lo que las mujeres sienten?  Por preocuparse demasiado en cumplir con lo "normal", las mujeres han dejado de lado e ignoran sus propios ritmos, tiempos y sensibilidades.

    Generalmente buscamos causas lejanas y complicadas que nos hayan provocado este estado, cuando lo más probable es que se deba a situaciones que muchas de nosotras compartimos. Algunas pueden ser:

    • Crecimos en un
    Leer más »de Causas de los problemas sexuales femeninos
  • ¿Quién toma la iniciativa?

    Muchas parejas se vuelven disparejas, cuando en sus encuentros sexuales sus roles se vuelven esquemáticos, porque "erróneamente" están condicionados por el género. Es frecuente delegar en mano de los hombres con la excusa errada de que ellos están "siempre dispuestos". Incluso hay mujeres que temen mostrarse activas, suponiendo que su conducta será "mal vista".

    ThinkstockphotosThinkstockphotos

    Se inicia así un círculo donde ambos esperan que el otro tome la iniciativa con la clara convicción de que si así fuera se estaría en disposición de seguirle la propuesta. Pero ninguno de los dos dice lo que el otro espera y se comienza a caer en una forma de pensamiento, muchas veces erróneo, del tipo "yo sé que tú ya no me deseas, no te genero la misma atracción, etc.". El que piensa de este modo termina no tomando la iniciativa por temor que la otra persona se niegue o le rechace. La consecuencia es que el placer y disfrute se ven afectados y, por supuesto, la pareja también.

    Un recurso muy usado, cuando atiendo parejas, es

    Leer más »de ¿Quién toma la iniciativa?
  • Pensar en esta posibilidad que nos ofrece Internet — consultas por e-mail, consultas virtuales, es pensar en un medio a través del cual es posible responder preguntas que nos hacemos con frecuencia, sea por desconocimiento de un tema o porque nos afecta ese  problema.

    ThinkstockphotosThinkstockphotos

    Hola, tengo 26 años. Mi consulta es porque en el juego previo me excito mucho pero cuando voy a introducir el pene en la vagina pierdo la erección hasta el punto de no recuperarla por más intentos que haga. Me ha pasado sin usar preservativo y mucho más cuando intento colocarme uno. Ahora que estoy comenzando una relación, quiero arreglar este problema que me hace sufrir.

    Creo que eres víctima de un cuadro de ansiedad importante que se detona ante la emoción e inseguridad de un nuevo vínculo, de una nueva persona a conocer y que te conozca. De la mano de la ansiedad, seguramente aparece el temor al desempeño, el miedo al fracaso, problemas de autoestima, etc. Me parece que quizá te sirva realizar alguna consulta con un

    Leer más »de ¿Qué me está pasando? Las consultas sexuales más frecuentes de varones (Parte 2)

Paginación

(177 artículos)