Depresión sin tristeza

Estudios recientes han determinado que una persona pueden padecer depresión sin ser consciente de estar triste.

"Quienes la padecen suelen ir al médico -generalmente al clínico- con una colección de síntomas físicos molestos -según explica la periodista especializada en salud Gabriela Navarra en el diario La Nación de Argentina- debido a problemas para dormir, cansancio, más o menos apetito que de costumbre (y, en consecuencia, alteraciones de la balanza hacia arriba o hacia abajo), ausencia de deseo sexual, problemas de concentración, sensación de falta de aire, taquicardia. Pero a la pregunta sobre el estado de ánimo estos pacientes, casi siempre sonrientes y tranquilos, responden: Bien, de ánimo bien".

Thinkstockphotos¿Se puede padecer depresión sin estar triste? / Foto: Thinkstock

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), se ha observado consistentemente que "la depresión tiende a darse en familias".

El Instituto Black Dog (Australia) sugiere que "el riesgo genético de desarrollar la depresión es de alrededor del 40%, y el 60% restante se debe a factores en el entorno propio del individuo".

En el artículo del diario La Nación, el doctor Sergio Paradiso, quien trabaja desde hace varias décadas como profesor asociado de psiquiatría y neurociencias en la Universidad de Iowa, explica que quienes padecen depresión sin el síntoma de la tristeza, "son sujetos que ingresan en el consultorio sonriendo y así siguen mientras describen sus síntomas físicos, pero que a la pregunta de si realmente están contentos de vivir, pueden llegar a contestar con un gesto evasivo, admitiendo ante otra pregunta que sí, que a veces creen que tal vez su familia se sentiría mejor si ellos no estuvieran? o que tienen sentimientos de culpa o pensamientos de falta de esperanza en el futuro".

ThinkstockphotosLa depresión representa una crisis global en el área de la salud mental / Foto: Thinkstock

"Creemos que hay una incapacidad de conciencia emocional que está parcialmente conectada con la inteligencia analítica, pero que también tiene aspectos particulares. Las inteligencias emocional y analítica mediadas a través de la memoria o la atención están conectadas, aunque se suelen citar casos de gente que es muy inteligente y tiene relativamente poca inteligencia emocional", agrega el facultativo.

Desde la World Federation for Mental Health advierten que la depresión representa una crisis global en el área de la salud mental, ya que la padece cada vez mayor número de personas. Se calcula que en diez años se habrá convertido en "la segunda causa de discapacidad, por encima de los accidentes de tránsito y mucho más destructiva que los accidentes cerebrovasculares (ACV) o las enfermedades pulmonares".

Así que si percibes los síntomas descriptos al principio de este artículo, aunque no te sientas triste, no dudes en consultar con tu médico.

En Twitter @aleherren

Quizás te interese:
Negación: ¿mecanismo de defensa?
Cómo saber si necesito terapia
Endorfinas: neurotransmisores de la felicidad

Cargando...