Palabras mágicas que a él le gustan

Bastan unas palabras mágicas para hacer sentir bien a tu hombre. / Foto: ThinkstockBastan unas palabras mágicas para hacer sentir bien a tu hombre. / Foto: Thinkstock



No solo a las mujeres les gusta que su pareja las halague. Escuchar del otro que uno se ve bien, que lo hace feliz, que lo tiene enamorado, hace bien sin distinción de géneros. Un simple cumplido, un pequeño regalo puede hasta hacer sentir mejor a tu hombre, mejorando su autoestima y reforzando el vínculo que los une.

¿No has probado aún con enviarle un texto con un piropo hot a su teléfono celular? ¿Y con señalarle que por alguna extraña razón ese día las mujeres lo están mirando mucho en la calle? Si no lo has hecho aún, no lo dudes. El rebote de cualquiera de estas dos situaciones, lo disfrutarás personalmente. El ego bien masajeado es un afrodisíaco increíble.


[Relacionado: Amor y diferencia de edad]


Si estás dispuesta a ir por más, acá va una lista de 8 frases o palabras mágicas que a los hombres más les gusta escuchar de la boca de una mujer que le interesa:

1. "Te ves increíble."

Puedes decírselo cuando se ha preparado especialmente para una cita. Pero lo sorprenderás aún más si se lo destacas cuando está terminando de vestirse para ir al trabajo. Ese día, seguramente, se sentirá imparable. Y a la vuelta, será tuyo.

2. "Gracias."

Nunca está de más agradecer en vez de exclamar un ¡ya era hora! Sobre todo si notas que está haciendo el esfuerzo por ayudarte a acomodar la casa después de una fiesta. O que ha pasado excepcionalmente por el supermercado al volver de la oficina y está preparando algo para que piques cuando llegues muerta de hambre. Si nota el efecto que te causa con solo esos pequeños gestos, con suerte, reincide.

3. "Confío en ti."

Sin duda, lo relajará saber que le tienes confianza. Aunque no haya cambiado nada, se sentirá más libre al escucharte decírselo. Incluso, el momento ideal para que se lo recuerdes, es después de hacer el amor. Es justo ahí cuando los niveles de oxitocina, una hormona que aumenta los sentimientos de amor e intimidad, son elevados, por lo que ese es el momento ideal para hablar con tu pareja sobre lo que esperas de él en la relación.


[Relacionado: ¡Cuidado con los seductores!]


4. “Estoy de tu lado."

No eres su enemiga, eres su aliada. Y lo debe saber y sentir. Por eso, muéstrale que no solo eres su compañera sino que estás dispuesta a salir en su defensa cuando te lo solicite. Recuérdale que son un equipo.

5. "Te estoy escuchando."

Los hombres se comunican de manera diferente que las mujeres, tendiendo a aislarse cuando están molestos. No se trata de perseguirlo tratando que confiese sí o sí qué le sucede, solo de avisarle que cuando él quiera hablar, estarás dispuesta a escucharlo. Y cuando empiece a contarte, no se te ocurra interrumpirlo o darle la opinión que no te ha pedido. Debes hacerlo sentir seguro, no juzgado.

6. "¿Tendrás un “ratito” para mí?"

Se trata de una pregunta retórica que solo busca intimidad sexual. Cada pareja tiene sus guiños, su forma de hacerle saber al otro que el deseo está ahí, esperándolo. Por eso, si tienes ganas de tener sexo, díselo. No olvides que los juegos previos preparan el terreno: si quieres sexo en la noche, comienza a sugerirlo en la mañana. Y recuérdaselo todo el día…


[Relacionado: El mañanero]


7. "Lo siento."

Cuando una pelea se origina de una situación tonta, lo mejor que puede hacer es pedir disculpas antes de que se convierta en algo más grande.

8. "Me haces muy bien."

¿Por qué dar por sentado que él se da cuenta que estás feliz a su lado? Decirle lo bien que te hace sentir, potenciará el vínculo.


¿Qué otras palabras pronuncias para hacerlo sentir bien?

@BalaguerAdriana



Ese tonito… 1. ¿Estoy gorda? Basta ser un poquito avispado para darse cuenta de que esa frase en boca de una mujer es una encrucijada. Ellos saben que si asienten, por más que sea sólo a través ... más 

Ese tonito… 1. ¿Estoy gorda? Basta ser un poquito avispado para darse cuenta de que esa frase en boca de una mujer es una encrucijada. Ellos saben que si asienten, por más que sea sólo a través de un gesto mudo, nos ofenderemos. Pero si nos dicen que no, los tildamos de mentirosos. ¿Entonces, para qué ponerlos en aprietos? Si de todas maneras su opinión no cambiará lo que pueda decirnos la aguja de la balanza o el botón de los jeans. menos 
1 / 11
Thinkstock
vie, 7 jun 2013 13:00 CDT
 
Cargando...

YAHOO MUJER EN FACEBOOK