Método Karezza: ¿una nueva forma de hacer el amor?

En la actualidad, vivimos a una velocidad y a un ritmo tan acelerado, que perjudican los encuentros amorosos. El tiempo dedicado a la vida erótica casi no existe. Un reportaje del diario inglés Daily Mail dejó al descubierto que cada día son más las parejas que se inclinan por practicar el sexo Karezza. Muchas de estas parejas cansadas de realizar un sexo rutinario han descubierto en el Karezza la nueva chispa para sus relaciones más íntimas.

Método Karezza: ¿una nueva forma de hacer el amor? - ThinkstockphotoMétodo Karezza: ¿una nueva forma de hacer el amor? - Thinkstockphoto

La palabra fue acuñada en 1896 por la doctora Alice Bunker Stockham en Chicago, feminista de la época que defendía la satisfacción sexual tanto para hombres como para mujeres.

Tocarse, mimarse, acurrucarse, besarse larga y apasionadamente sin pensar en el orgasmo final,  de eso se trata el método karezza, (slow sex, basado en una antigua técnica y cuyo nombre deriva del término italiano, carezza, que significa acariciar) que pone el acento en el afecto y la conexión psíquica de la pareja, le quita protagonismo a la genitalidad y propone que el juego erótico se extienda durante mucho más tiempo.

Se trata de una opción para detenerse y disfrutar en pareja, sin apuros y generando la pausa tan necesaria para que surjan el placer y el deseo. Privilegia la postergación de la eyaculación y aplaude la decisión de no apurar la penetración. A veces, en las parejas, las caricias se pierden de vista, se adormece el tacto. Olvidamos que no somos máquinas y que necesitamos tocar y ser tocados.

Esta nueva práctica no solo ayuda a luchar contra el aburrimiento típico de las parejas de años, sino que también le sirve a aquellas jóvenes que se están por casar. La idea es no pensar que el sexo se reduce a la estimulación exclusiva de los genitales, el método propone que también es muy erótico abrazarse, mirarse fijamente a los ojos o a la boca, respirar al mismo tiempo, sentir que todo fluye desde los genitales hasta el corazón.

Los principios básicos de Karezza para las parejas son:

  • Sonreír frente a frente, mirándose a los ojos
  • Sincronizar la respiración
  • Mecerse suavemente
  • Acariciar, abrazar y masajear con la intención de reconfortar, tocando suavemente todo el cuerpo de la pareja.

Aquellas personas que practican este nuevo método, aseguran que el placer que sienten es mucho más intenso, como a otro nivel. Pero, ¿qué pasa si accidentalmente uno de los dos llega al orgasmo? Nada. La premisa es disfrutar de algo diferente, de la piel del otro, de su respiración, su aroma, todo acariciándose y sin tener en mente alcanzar el clímax durante el acto sexual.

Quizás te interese:
Aprendiendo a seducir
Juegos sexuales: motor del erotismo y de la sensualidad
Sex tips para ellos

Cargando...