Una pechuga muy jugosa

El consumo de pollo en nuestros hogares es cosa de todos los días, podríamos decir que es una de las proteínas más comunes y más gustadas en gran parte del mundo, sin embargo, la pechuga de pollo que sin lugar a dudas es la parte favorita de la gran mayoría, tiene el problema de ser un tanto seca, sobre todo cuando se sobre cocina, por lo que en esta ocasión les voy a compartir una técnica muy sencilla, con la cual tendrán la pechuga mas jugosa que hayan probado antes.

Pechuga de pollo a la parrilla

Es muy fácil, el método que vamos a implementar, será el de salmuera. Para lo que van a diluir 70 gramos de sal en 1 litro de agua; en esta salmuera van a dejar macerar las pechugas por 25 minutos en refrigeración, es importante que las pechugas se cubran con la salmuera. Una vez pasados los 25 minutos, solo habrán de sacarlas, enjuagarlas, secarlas y listas para cocinar.

Una vez la pechuga macerada en la salmuera, solo habrán de poner un poco de pimienta negra, aceite de oliva y cocinar en una parrilla, plancha o sartén. La cocción es alrededor de 10 minutos, dependiendo del tamaño de la pechuga, pero ese es un tiempo estimado de cocción.

Una vez su pechuga bien cocinada, se encontrarán con la carne más jugosa que hallan comido antes.

Que disfruten de este día y buen provecho.

Cargando...