Tacones y panza, ¿van de la mano?

Ya no uso tacones, me desacostumbré. Los dejé desde que quedé embarazada de mi primera niña. Ni se me cruzaba por la cabeza la posibilidad de sostenerme con una panza sobre esa superficie tan ínfima (la verdad, siempre me costó caminar de pie puntillas). Y a medida que mi redondez crecía, más segura estaba de la decisión que había tomado. En cambio, tengo amigas que me aseguran que no pueden bajarse de los stilettos; tampoco lo hicieron durante los días previos al parto. Ante mi asombro me contestaban: "Ni en un camino de ripio me los quitaría".

ThinkstockphotosThinkstockphotos

Por otra parte, las tendencias de moda de hoy imponen zapatos que tienen cada vez más centímetros de taco y las mamás modernas quieren verse jóvenes y sexis. ¿Por qué no? El costado negativo es que, en ese período, es común que se hinchen los pies, que duela la cintura y también la espalda.

Como no podía ser de otra manera, los mitos del embarazo van y vienen respecto de los tacones. Algunos dicen que podrían resultar beneficiosos para descansar las piernas y otros, en cambio, aseguran que son inconvenientes porque los ligamentos y los músculos se encuentran más distendidos, lo que expone mucho a las futuras mamás a las caídas. Un estudio realizado en el Reino Unido, que salió a la luz a través de BBC News, avala esta última teoría. "Debido a un aumento de la hormona relaxina (que producen los ovarios durante el embarazo), vuelve a los pies más propensos a esguinces de tobillo o de ligamentos todos los días", señaló Lorraine Jones, presidenta de la Sociedad de Pedicuros y Podólogos. Entonces, ¿no se puede?

Tocando el cielo con las manos

El doctor Ariel Masquef, obstetra del Instituto Halitus, asegura que el problema principal de llevar tacones con panza no es otro que de seguridad.

¿Se puede usar tacones altos estando embarazada?

"Se puede. Pero a medida que el vientre va creciendo y pesa, se produce un cambio en el eje de la columna. Ésta aumenta su curvatura natural y entonces se modifica el centro de gravedad. Por eso las mujeres pueden perder el equilibrio. Es decir, el problema principal es que se pueda caer y golpear, en especial en el vientre."

Eso quiere decir que al principio, antes de que crezca… ¿sí se puede?

"Sí, el problema más que nada es en la última etapa. De todas maneras, esto es una cuestión bastante personal y hay mujeres que no pueden quitárselos ni en ese momento, porque se sienten más cómodas con ellos."

¿Y qué pasa con los zapatos chatos, porque hay profesionales que no los recomiendan?

"Yo creo que no hay problema. Se pueden usar perfectamente siempre que esa mujer esté acostumbrada."

¿Cuál es el calzado ideal para una embarazada?

"El mejor es un diseño cómodo, que contenga bien al pie, pero que a la vez pueda adaptarse. Es decir, no demasiado rígido, ya que habrá días en los que el tobillo estará hinchado. Respecto a los centímetros del taco, lo ideal son entre 2 y 3."

¿Qué puede hacer una futura mamá cuando los pies se hinchan?

"Los baños con agua, el drenaje linfático, las medias de descanso y un buen calzado son de gran ayuda".

Por último, tampoco es cuestión de ser tan estrictas. Si te invitan a un evento especial y quieres ser la más linda, puedes usarlos siempre que tengas cuidado con los resbalones. ¿Un consejo? Guarda otro par cómodo en el bolso para cambiarlos por si no los aguantas.

Video relacioando:


Quizás te interese:
Estrategias quema-calorías
Opciones saludables de comidas rápidas

Cargando...

YAHOO MUJER EN FACEBOOK