SCIO, terapia de medicina cuántica

Quienes leen este blog saben que me gusta investigar sobre medicina y terapias alternativas. Esta vez quiero contarles sobre la terapia de medicina cuántica o bioenergética, mejor conocida como SCIO. Tuve la suerte de conocerla hace un par de años, cuando apenas estaba introduciéndose en América latina. Hoy goza de gran aceptación en todo el mundo gracias a su efectividad como medio de diagnóstico y terapéutico no invasivo. Para conocer mejor su funcionamiento y sus beneficios me acerqué a la doctora Gabriela Silva Picazo, quien desde hace dos años imparte la terapia en la Ciudad de México.

Yahoo! Mujer: ¿Qué significa SCIO?
Gabriela Silva: El nombre tiene doble significado. Por sus siglas en inglés: Scientific Consciousness Interface Operation system, se lee scio pero se pronuncia "skío".  Su otro significado viene del latín scio, “yo sé”.

ThinkstockphotosLa terapia SCIO trabaja con cuantos, las partículas más pequeñas de nuestro cuerpo - iStockphotos

Y!M: ¿Cómo funciona el sistema SCIO?
GS: El sistema se basa en la medición de la energía cuántica y funciona bajo los principios de la medicina bioenergética. Las células de todo ser vivo están compuestas por átomos, cada átomo contiene un núcleo con electrones en órbita. Los electrones contienen partículas elementales conocidas como Leptones, Quarks, Fotones, Bosones y Gluones. El sistema SCIO trabaja con esas partículas o cuantos (unidad de energía), llegando a lo más profundo de nuestro organismo; puede detectar desequilibrios energéticos de manera más precisa y temprana, incluso antes de que se presenten los síntomas. No diagnostica enfermedades clínicas, sino que detecta los desequilibrios en la energía sutil, mejor conocido como estrés, y ayuda a reestablecer el equilibrio sin procedimientos invasivos y sin efectos secundarios.

Y!M: ¿A qué te refieres con energía sutil?
GS: Como te decía, cada órgano, meridiano y emoción tiene una “firma” electromagnética específica, algo así como una frecuencia única. Cuando hay algún desequilibrio que puede derivar en enfermedad, la energía sutil se modifica. Ese cambio en la frecuencia puede ser detectado por el SCIO, como si se tratara de una señal de alarma.

Y!M: ¿De dónde surge este sistema de terapia?
GS: Hace varias décadas se diseñó el biofeedback, que no era otra cosa que un escaner para identificar desequilibrios en el organismo a nivel molecular. Posteriormente el matemático William Charles Nelson, quien desarrollaba tecnología para la NASA, encontró en este sistema una forma de curar las enfermedades de su familia. Tras un periodo de investigación y experimentación, logró integrar los conocimientos de la física cuántica con la bioloíga, la psicoloíga, la homeopatía y otros conocimientos de la medicina alternativa. Finalmente creó una interfaz cuyos electrodos se conectan al paciente, como en un electrocardiograma. La interfaz hace un escaneo y envía la información a una computadora que cuenta con un programa para interpretar, diagnosticar y generar estímulos dirigidos a reestablecer la salud del paciente.

Y!M: ¿Qué ventajas tiene con respecto a otros sistemas de diagnóstico y terapia?
GS: La primera parte de la terapia es el escaneo. El aparato produce frecuencias controladas que vibran en el organismo, éste a su vez devuelve una frecuencia a partir de la cual el software “lee” la salud de cada parte del cuerpo. Desde el primer escaneo arroja datos precisos de la historia pasada y presente de la persona, identificando las causas genéticas, físicas, emocionales o traumáticas de un padecimiento, y señalando puntos débiles donde pueden surgir dolencias en el futuro próximo.

Y!M: ¿Cuál es la diferencia entre la medicina alópata y la medicina cuántica?
GS: Primero que nada, el SCIO funciona como un medicamento sino que se trata de una terapia, esto quiere decir que no ataca síntomas sino que reestablece el equilibrio del organismo desde el origen y de manera integral, tanto a nivel biológico como psicológico o emocional. La gran diferencia con la medicina alópata es que el Scio no entiende la salud como la curación de órganos separados por especialidades médicas, sino que integra todos nuestros niveles energéticos. El principio del SCIO es el de la medicina integrativa: a todo cambio emocional corresponde un cambio físico, y a todo cambio físico corresponde un cambio emocional.

Y!M: Dices que puede detectar desequilibrios emocionales y su relación con desequilibrios físicos, ¿cómo es eso posible?
GS: Cada órgano, célula y membrana tiene partículas que producen frecuencias únicas. Lo mismo pasa con las emociones. El escaneo y la terapia se dan a nivel energético, cuántico, como si fuera una frecuencia de radio. Las emociones no se encuentran en un órgano pero sí tienen frecuencias específicas, el SCIO trabaja a ese nivel sutil. Por ejemplo, los chakras, como los nodos de acupuntura no pueden ser localizados en un órgano pero sí tienen una frecuencia energética que corresponde a una zona del cuerpo y su energía puede medirse gracias a la interfaz.

Pagination

(2 Páginas) | Leer todo
Cargando...

YAHOO MUJER EN FACEBOOK