Mitos sobre la carne roja

Los especialistas en nutrición siempre nos han dicho que una alimentación adecuada debe incluir productos de todos los grupos alimenticios, incluyendo aquellos de origen animal, los cuales a pesar de sus beneficios en una dieta saludable, últimamente han sido desprestigiados de manera injustificada.

El caso de la carne roja es el más atacado; pues su mala reputación comenzó en los años 70, cuando en Estados Unidos aumentaron alarmantemente las cifras de muertes por enfermedad cardiovascular. Desde entonces, se han realizado una serie de investigaciones y estudios relacionados con el consumo de carnes rojas y sus efectos nocivos para la salud.

Carne roja: ¿ni tan buena... ni tan mala? / Foto: ThinkstockCarne roja: ¿ni tan buena... ni tan mala? / Foto: Thinkstock

Durante algún tiempo se pensó que los problemas cardiovasculares eran por los niveles altos de colesterol, pero no es así: el colesterol es solo un marcador. Esto lo demuestra un estudio reciente llamado “Intestinal microbiota metabolism of L-carnitine, a nutrient in red meat, promotes aterosclerosis” publicado en la revista Nature Medicine y dirigido por el Dr. Hazen, presidente del departamento de medicina celular y molecular en el Instituto de Investigación Lerner de la Clínica Cleveland. Los resultados del estudio indicaron que la asociación a menudo notado entre el consumo de carne roja y el riesgo de enfermedades cardiovasculares, podría estar relacionado con algo más que la grasa saturada y el colesterol en carnes rojas como carne de res y cerdo. Según Hazen, no significa que la carne roja es totalmente mala o que lo mejor es evitarla por completo.

[Relacionado: Método Montignac, efectivo sistema para adelgazar]

Otros estudios indican que el consumo de la carne roja podría afectar nuestra salud, cuando se abusa del producto, se hace muy poco ejercicio y se consumen pocos vegetales. Incluso podría ser la forma en la que los animales son criados y matados, así como los medicamentos que se utilizan en ellos. Incluso podría ser todo lo anterior. Sin embargo, para muchos investigadores, la carne no es el único problema, pues comemos demasiados productos de origen animal, en general (más de una libra por día), además del excesivo consumo de granos y cereales despojados de todo su valor. Y si a esto le agregamos que no consumimos el mínimo de verduras por día y abusamos de productos chatarra, claro que tendremos problemas de salud, con o sin carne en nuestra dieta. Aunque muchas veces los peligros del consumo de la carne roja han sido exagerados, esto no quiere decir que podamos tomarla libremente. Recuerda que el abuso en el consumo de este alimento se relaciona con la aparición de enfermedades cardiovasculares, diabetes, gota y obesidad, entre otras.

A continuación enlistamos algunos mitos y verdades hechos por el Consejo Mexicano de la Carne:

  • No la necesitas: la carne roja no es indispensable pero es una fuente concentrada de nutrientes como proteína de alta calidad, hierro y zinc.
  • La carne roja se pudre el los intestinos: no es cierto que la carne roja se pudre en el cuerpo. La carne roja no dura días para digerirse. Dependiendo su preparación (hervido, asado, frito) y composición (cantidad de grasa y tejido conectivo), ésta puede durar entre 6 y 8 horas en digerirse.
  • Se puede comer diario: se recomienda consumir carne roja magra 2 a 3 veces por semana en cantidades moderadas: 3 onzas o 90 gramos de carne preparada en una comida. El secreto está en la moderación. La carne roja no es mala si no abusamos de su consumo.
  • Es un alimento tan completo que no necesitas de otros grupos: el balance del consumo de carne debe acompañarse con el balance del consumo de otros grupos de alimentos como frutas, vegetales, cereales integrales, grasas entre otras.
  • Se debe eliminar de la dieta: prohibir la inclusión de la carne roja en las dietas por pensar que es la “menos recomendable”, es erróneo. La carne contiene proteína que se digiere en un 97% y su patrón de aminoácidos es de los más altos, provee lisina y metionina, indispensables para la producción de nuevo tejido en el organismo.
  • [Relacionado: Beneficios del aceite de oliva]

  • Tiene mucha grasa: la producción moderna de las carnes ha logrado desarrollar animales con mejoras genéticas, que reducen la grasa en sus canales y cortes. Estas grasas pueden también ser modificadas con alimentación especial para mejorar lo saludable de su composición.
  • Te incrementa el colesterol: el nivel del colesterol en sangre no está necesariamente vinculado al colesterol que ingerimos por los alimentos de origen animal. Influye más el contenido de grasas saturadas y grasas trans, factores hereditarios y el estilo de vida. Solo el 20% del colesterol que circula en nuestra sangre depende de la dieta, el 80% restante depende de la producción del propio hígado.
  • Podemos comer todo tipo de carnes: al seleccionar y preparar carnes rojas debemos elegir productos magros, con bajo contenido de grasa y de preferencia que no estén procesados.

[Relacionado: ¿Qué te motiva a ejercitarte?]

ÚLTIMOS BLOGS

  • Beneficios de ejercitarte y caminar descalza

    Beneficios de ejercitarte y caminar descalza

    ¿Sabías que realizar actividades físicas con los pies descalzos puede beneficiar tu salud? ¡Sí! Al exponer la piel de los pies directamente con tierra, pasto, agua, arena o incluso el piso tu casa, fortaleces tu organismo y te conectas con la energía tanto de la tierra como de la naturaleza. Más  »

    Vida Sana - Hace 15 horas
  • El reto de comer de forma saludable

    El reto de comer de forma saludable

    ¿Qué hacer para ganarle la guerra a la sociedad de consumo y disfrutar de llevar un estilo de vida saludable? Aquí te van unas sugerencias. Más  »

    Vida Sana - jue, 17 abr 2014 14:02 CDT
  • Agave y tequila, ¿aliados de tu silueta?

    Agave y tequila, ¿aliados de tu silueta?

    Un nuevo estudio descubrió que un tipo de azúcar presente en el agave podría ayudar en la pérdida de peso. Más  »

    Vida Sana - mar, 15 abr 2014 18:15 CDT
  • Beneficios que brindan los aceites comestibles

    Beneficios que brindan los aceites comestibles

    Los aceites vegetales se extraen de alimentos como aceitunas, semillas o nueces. Cada uno cuenta con un sabor y propiedades especiales. Al utilizar alguno de estos tipos de aceite, se pueden prevenir enfermedades cardiacas pues, en general, no elevan los niveles de colesterol malo. Más  »

    Vida Sana - lun, 14 abr 2014 18:04 CDT